La plata alemana, que originalmente se llamaba maillechort, también conocida como metal blanco, plata nueva o argéntea, es una aleación compuesta por zinc (8-45 %), cobre (45-70 %) y níquel (8-20 %), con un tono más oscuro y un brillo similar al de la plata de ley.